“Desobediencia” solar? Unha crítica de Pedro Prieto

Pedro Prieto: Desobediencia solar? Foto de Dani Blanco para a revista vasca Argia: http://www.argia.com/argia-astekaria/2279/pedro-prietoPedro Prieto opinou para Véspera de Nada acerca da campaña a prol dunha suposta desobediencia solar que se está a promover desde algunhas empresas de enerxía renovable co apoio dalgúns colectivos e activistas ecoloxistas. Prieto é un dos principais divulgadores do peakoil e os problemas enerxéticos das nosas sociedades, membro de AEREN e ASPO, empresario do sector solar e co-autor xunto co profesor Charles Hall dun pioneiro estudo do rendemento enerxético da enerxía solar, de recente publicación. Recentemente tamén participou como poñente nun curso da Universidade Autónoma de Madrid, cunha conferencia tamén sobre a Taxa de Retorno Enerxético. Para a súa crítica, escrita co seu habitual estilo directo, toma como base un artigo aparecido en La Marea o pasado día 23; publicamos a súa opinión intercalada en negriña.

[Actualización 09/11/2013: Publicamos unha aclaración de Pedro Prieto a respecto dalgunhas avaliacións presentes neste artigo crítico.]


Las cooperativas de energía verde se rebelan contra el “atraco de las eléctricas y el Gobierno”

MADRID // “Le pedimos a los ciudadanos que se rebelen, que resistan, que desobedezcan. Cuando las leyes son injustas, la desobediencia se convierte en un imperativo”. Ana Marco, coordinadora de la cooperativa sin ánimo de lucro comercializadora

La cooperativa es sin ánimo de lucro, pero los cooperativistas no; quieren lucro para su producción y los directivos pretenden cobrar por la gestión si termina funcionando, aunque es pronto para saberlo

de energía limpia Som Energia, ha expresado así esta mañana su rechazo a la política energética del Gobierno, en una rueda de prensa convocada por varias cooperativas y organizaciones ciudadanas que apuestan por un nuevo modelo energético más sostenible y respetuoso con el medio ambiente.

Seguimos sin querer entender y sin aceptar que el modelo de producción de energía eléctrica con aerogeneradores de 5 MW y con parques solares de 20 ó 50 MW no es necesariamente sostenible; si el modelo no es sostenible, hablar de producción de energía “sostenible” para el modelo es una vacuidad. Lo siento, pero es así. Hay gente que sigue sin ver que las renovables no pueden hacerse cargo del modelo y actúan y siguen actuando como si pudieran y fueran las grandes multinacionales las que lo impiden. Se abonan a la teoría conspirativa, en este caso de Iberdrola, Unión Fenosa y Endesa, agrupadas en UNESA.

A la reforma energética aprobada en Consejo de Ministros el 12 de julio por la que se suprimían las primas a las renovables para sustituirlas por un mecanismo que “garantiza una rentabilidad ‘razonable’, entre otras medidas, se ha sumado que el pasado jueves, el Ejecutivo remitió a la Comisión Nacional de Energía (CNE) el esperado borrador de autoconsumo. Un texto que, según ha explicado Cote Romero, directora de la empresa social Ecooo y coordinadora de la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético, “ignora la realidad del cambio climático y la escasez de recursos fósiles”.

El daño al modelo de producción de energía eléctrica “sostenible” no es privativo de este último RD, el 9/2913, el último de una larga serie destrozando las primas garantizadas a 25 años por el primero, el 436/2004. Pero aquí vemos que lo que parece molestar más y dañar a la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético es que este último RD no ha satisfecho sus aspiraciones de una regulación favorable del autoconsumo eléctrico. Poco tiene que ver esto con el frenazo al cambio climático, si el resto del modelo social (el capitalismo financiero) sigue intocado.

Con 16 meses de retraso, el borrador ha llegado sin incluir en ningún momento la palabra “balance neto”, ha denunciado Romero, que es el procedimiento por el cual un ciudadano puede producir en su hogar la energía que necesita y utilizar la red como batería para verter la que sobra.

Aquí empieza a quedar claro que más que “autoconsumo”, estrictamente hablando (es decir que uno pueda consumir la energía que genera), lo que estaban esperando es una ley de ”balance neto” que es algo muy diferente. Hay que ser más claro y llamar a las cosas por su nombre. El balance neto es algo más que autoconsumo: es la posibilidad de tomar energía de la red (preexistente y que tiene costes evidentes de instalación, mantenimiento y actualización, que se podrá discutir lo que se quiera si son excesivos o no, pero que no es razonable ignorar) cuando se necesite (días nublados, sin viento o por las noches) y exportar a la red, sin aparentes restricciones (no las plantean ¿o estaban esperando a que lo hiciese el gobierno?) cuando su producción doméstica de energía eléctrica exceda su consumo interno puntual. Son dos cosas diferentes.

Para la directora de Ecooo, este borrador “responde a las exigencias de UNESA (Asociación Española de la Industria Eléctrica), cerrando la puerta la futuro de las renovables y el autoconsumo energético. La CNE tiene 15 días para valorar el informe, aunque la resolución es simplemente informativa, no vinculante.

Pues si, seguramente responde a la exigencia de ese “lobby” energético, pero esa es la verdadera batalla: exigir cuentas claras sobre los costes de instalar, operar y mantener una red y ver quien se tiene que hacer cargo de qué y cómo, no de echar el muerto a la otra parte sin aportar datos. En este triste asunto, por otra parte, hay toneladas de datos de UNESA totalmente polarizados en contra de las renovables, demostrando que son una ruina y otros tantos de los partidarios de las renovables modernas (entre ellos, algunos “lobbies” energéticos y no sólo pobres cooperativas de consumo) arrimando el ascua a su sardina. Hay poco de voluntad POR NINGUNA PARTE y tampoco por parte del Estado, para sentar a todos los actores, con ellos de árbitro (no de parte) con las cartas boca arriba y presentar datos reales y no bla, bla, bla.

Ante lo que definen como envites del Gobierno de Mariano Rajoy al sector de las energías verdes , estas cooperativas de energía verde y organizaciones ciudadanas han decidido crear un frente común, que han hecho público hoy durante la rueda de prensa.

A la pregunta de si los pequeños productores van a dejar de generar y comercializar energía al margen de la patronal eléctrica, Marco, la representante de Som Energía, ha negado enérgicamente con la cabeza. Y esa es la imagen que han querido transmitir esta mañana las organizaciones convocantes. El objetivo era mandar un mensaje conjunto: “los ciudadanos tenemos el poder del consumo, o del no consumo. No nos vamos a rendir”.

Al fin admiten algo sensato: es que una cosa es la generación de energía sobre el tejado de la propia vivienda, algo que no pueden prohibir (eso sí sería objeto de insumisión) y otra muy distinta pretender rebelarse a base de inyectar en red desde cada casa rebelde cuando esa misma red, más allá del contador y a veces con el contador incluido, ya es de las empresas de la patronal eléctrica y sobre todo, el transporte de energía y pretender cobrar la energía a un determinado precio sin acuerdo estructural previo. Efectivamente, el poder del consumidor está en el consumo, pero aquí no se ve campaña por ningún lado para consumir menos, sino para consumir “verde”, otro aspecto crucial de este debate tergiversado.

Las cooperativas de energía verde Som Energia, Zencer y Goiener y la comercializadora Enerplus han sumado fuerzas con las organizaciones que fomentan las inversiones limpias entre la ciudadanía, como Viure de l’aire y Ecooo, y Fundación Terra, una organización decana en defensa de un modelo energético limpio y democrático. Y es que, como ellos mismos han confesado, el difícil momento por el que pasa el sector requiere la unión de la ciudadanía.

“Sabíamos que el Gobierno estaba preparando la reforma energética y que no iba a ser favorable para las renovables, pero es mucho peor de lo que esperábamos”, ha deplorado Cote Romero.

La prometida reforma energética “apunta directamente a los ciudadanos”, según las cooperativas. Y por esto estas organizaciones pretenden trabajar en red para defender el derecho a una energía limpia, eficiente y respetuosa basada en el interés general.

Cooperativas energéticas productoras y comercializadoras de energías se están haciendo un hueco a lo largo de la geografía española. Prueba de ello son la vasca Goiener, la cántabra Enerplus, Zencer que opera en Andalucía, Nos Energia desde Galicia o la valenciana Nercoop.

“Todas estas cooperativas deberían estar compitiendo siguiendo la lógica del sistema, pero aquí están compartiendo proyectos por el interés común. Lo que el Gobierno busca es expulsar a la competencia del mercado”, ha aseverado Romero. Las 4.000 cooperativas comercializadoras de energía limpia alemanas quedan todavía lejos. Jorge Caleya, de Enerplus, ha criticado “lo absurdo que es que Alemania sea un ejemplo en materia económica pero no en materia energética”.

Dicen bien. Intentan seguir “la lógica del sistema”, pero este es un sistema ilógico. Y de nuevo, los que piensen a estas alturas de crisis capitalista sigue siendo necesaria la “competitividad” en vez de la fraternidad y la cooperación van en contra de su propio espíritu (Cooperativa, significa hacer algo en cooperación, no en “competencia”) He aquí donde seguimos perdidos. Lo de Alemania está mal explicado. Si ya tienen 4.000 cooperativas frente al puñado de españolas, ¿por qué el tipo de Enerplus dice que Alemania es un ejemplo en materia económica, pero no energética? De nuevo los tics: un cooperativista español aceptando que Alemania es un ejemplo en materia económica (es decir envidiando no ser como Alemania, cuyo modelo es capitalista y financiero al 100%).

“¿Merece la pena que sigamos privatizando beneficios y socializando pérdidas también en materia energética? Sigue siendo hipotecar el futuro y nosotros queremos una nueva cultura energética”, ha explicado Ángela Iglesias, de cooperativa vasca Goiener.

No, no merece la pena en ningún sentido, no sólo en el energético. El ataque al sistema insostenible debe ser frontal, no sólo por una de sus 100 puertas, mientras alabamos lo buenos que son los atacados haciendo las otras 99 puertas.

Estas organizaciones, que se definen como “la vanguardia del hacer en el camino hacia un nuevo modelo energético”, preparan recursos al paquete legal de la reforma energética. Por ejemplo, la Plataforma por un Nuevo Modelo Energético se reunió la semana pasada con representantes de cuatro direcciones generales de la Comisión Europea a instancias del comisario europeo de Energia Günther Oettinger, quien, según la Plataforma, mostró “especial preocupación por el modelo retributivo” propuesto por el Gobierno.

Muy bien, las gallinas reuniéndose en la cueva del zorro. La UE, ese despojo capitalista en ruinas, no sabe ni para dónde tirar. En Alemania no han tocado el modelo que copió España (aunque ya Merkel ha admitido que también hay que tocarlo), mientras la propia Merkel viene a España y le dice a Rajoy que sus medidas (entre las que está la de meter mano a las renovables) van por buen camino, porque entre proteger a los grandes inversores alemanes en bonos y obligaciones del Estado español y defender a los inversores alemanes que invirtieron en renovables (esperando sacar un 15% anual) hay un trecho. Primero a defender a los más gordos. Apañados están los de la Plataforma yendo a esta cueva a pedir árnica a un alemán.

Pagar por tu propia energía

“Imaginemos que tienes un huerto con tomates. Lo que pretende el Gobierno es que en vez de llevarte tu tomate a la boca, lo lleves a la tienda, pagues por él y vuelvas a tu casa. Eso es el ‘peaje de respaldo’”, ha explicado Pep Puig, representante de Viure de l’aire. Esta tasa es una de las novedades que recoge el borrador presentado a la CNE.

Aprecio mucho a Pep Puig y lo he dicho públicamente con él delante. Es un veterano luchador del que he aprendido mucho y que merece mis respetos, pero aquí ha puesto un ejemplo desenfocado, que espero no sea de forma intencionada. El ejemplo más adecuado para el “balance neto” (no tanto el autoconsumo) sería: “Imaginemos que tienes un huerto con tomates y lo que pretendes es que el Gobierno se quede con tu producción excedentaria en cualquier condición, cantidad o momento, que lo lleve al mercado, que lo ponga en sus tiendas, que sufrague él mismo y que cuando tu necesites tomates a cualquier hora, te los sirva a la puerta de tu casa, en una cestita y sin pagar canon o tasa alguna por ellos.

Este ‘peaje de respaldo’ podría suponer en la práctica que el pequeño productor de energía que tiene una placa fotovoltaica instalada en su casa tenga que pagar unos costes fijos altos independientemente de la energía que consuma y/o produzca. Caleya ha asegurado que el incremento que el pequeño productor va a tener que pagar por consumir su propia energía puede suponer incluso “un 50% más que si consumiese energía convencional”.

Es algo prematuro hablar en condicional (“Podría suponer”) cuando el RD no está todavía desarrollado. De nuevo, me temo que aquí se vuelve a dar la confusión entre autoconsumir sin exportar a la red y pretender un “balance neto”, sin querer saber ni hacerse cargo mínimamente de lo que hay al otro lado de la red. Debo hacer constar aquí en mayúsculas que NI ESTOY PAGADO POR UNESA NI ESTOY DE ACUERDO CON SUS PRÁCTICAS TORTICERAS, LAS MAS DE LAS VECES. Ese 50% que se indica sería una suerte de peaje para la energía exportada o que se pretende exportar. Seguramente es demasiado, es verdad, porque las tablas a las que he tenido acceso indican para determinadas potencias domésticas contratadas valores de carga a la red de entre 6 y 8c€/kWh y claro, así no merece la pena inyectar en red. Está mal hecho, pero eso no quiere decir que las renovables no tengan que hacerse cargo de una parte (razonablemente, la proporcional al grado de penetración) de los costes de la propia red a la que pretenden acceder en ida y vuelta cuando les viene bien a costa de otros.

“El autoconsumo supone que el sistema eléctrico se ahorra los costes de transporte de la energía, los de pérdida en ese traslado, los de comercialización…

No, no es cierto que se los ahorre; esto es una simplificación. Si hay red de distribución, por si acaso es de noche o es un día nublado, esa red hay que pagarla, aunque esté ociosa. Y si el alcance de los intercambos es de carácter nacional, entonces hay que hacerse cargo del transporte (las líneas de transporte) y de parte de los sistemas de generación de respaldo o de acumulación de energía. En cuanto a los gastos de comercialización, seguro que podrían ser mucho más bajos que los actuales de las grandes operadoras eléctricas, pero eso no quita que haya que hacer facturas. No sólo los comerciales de la electricidad cobran más de lo debido (con eso se pagan sus propias estructuras, siempre crecientes en complejidad y demanda económica y energética); también los de Mercamadrid con los alimentos y en toda otra actividad de esta compleja e insostenible sociedad.

Si éste fuese un país civilizado, no es que el Gobierno nos tendría que ayudar económicamente en la producción energética, sino que la empresa eléctrica nos tendría que pagar por todos los costes que ahorramos al sistema”, ha explicado Puig. Además, ha añadido que el balance neto, que es todavía muy desconocido en España, está existosamente implantado en países como EEUU, Holanda o Alemania. “Es hacia donde apuntan todas la mayoría de políticas energéticas europeas”, ha asegurado.

Claro, amigo Pep, no sólo no hacerse cargo de la infraestructura, sino que además nos paguen por “verdes”. Los ejemplos de “éxito” que ofrece Pep, como siempre, son de “civilizados”, es decir, de países netamente explotadores de recursos ajenos en beneficio propio. Todavía no parecen haberse enterado de que el milagro de las renovables modernas sólo se lo están pudiendo permitir las naciones con enormes excedentes económicos y financieros y por ende, con enormes excedentes energéticos que volcar en estos desarrollos renovables y sus modelos

Pero los productores de energía limpia no sabrán antes de octubre en qué aguas navegan. “Creemos que hasta octubre como mínimo el Secretario de Estado de Energía, Alberto Nadal, no dirá cómo se van a hacer los cálculos para dar con esa tasa”, ha explicado Romero.

Según Puig, “estamos asistiendo a un atraco de las empresas eléctricas y el Gobierno, propio de las mafias. Están instaurando un ‘electro santa Inquisición’. Al Gobierno no se le pide que subvencione el autoconsumo, ni que ponga dinero. Aniquilar el autoconsumo no tiene ninguna justificación relacionada con argumentos económicos”.


Tamén recomendamos, para comprendermos o que implican as últimas modificacións no sector das chamadas enerxías renovables, un recente artigo de Antonio Turiel titulado El fin del sueño fotovoltaico.

6 thoughts on ““Desobediencia” solar? Unha crítica de Pedro Prieto

  1. lino
    30 Xullo, 2013 at 12:07 p.m.

    Con Prieto teño concordado moito, e tamén teñolle recoñecido o seu valor tanto nas opinóns coma na laboura de esparrexer unha verdade incomoda e acougada.
    Hoxe teño que recoñecerlle un plantexamento moi ben artellado, e o mesmo tempo falar de cousas que o meu entender son, ou eu entendoas, de outra maneira.
    Dispois de un milleiro de follas, da preguiza só pensalo, tudas xuntas en un mes para outra reforma (e van, e quedan…) encamiñadas a millorar os ingresos das productoras de electricidade, temos cousas que van mais alá de saber se son inversionistas ou non os que puxeron placas solares.
    Entendo eu, dispois de me perder en unha chea de termos técnicos a os que non alcanzo, que a cousa vai ainda mais alá dos minifundistas da solar. Entendo que po lo feito de ter unha placa téñome que facer “visible”, para me poder atracar con unhos trabucos mais. Vamos darme de alta. Baixo a ameza de unha sanción de millós de euros, e con a posibilidade de entrar na miña casa (o da inviolabilidade da casa foise) po las empresas fornecedoras a ollar o que eu teño, fago ou dispoño con unhas placas solares e cantos fotós emprego no meu consumo, para me “cobrar” os (seus) custos de distribución. Eu nin poño a venda, nin voto a rede ren, soio consumo o que eu produzo. Mais teño que pagarlles os seus custos de unha rede da que non fago uso. Tamén se tubera unha disputa ou unha liorta con unha compañía que non é a que me suministra podeme cortar a luz a decisión de esa outra compañía. E por iso que o exemplo dos tomates non me convence, eu o poría de outra maneira. Entendo que se eu tubera un bistec ruso na miña casa e o cociño para xantalo terei que ir o McDonals e pagarlle a eles por que teñen unhos custos de distribución.
    Sen falar que para manteñer os mesmos ingresos de esas compañías van modificar os custos, subindo o que pagamos por potencia (o contratado ou mínimo, para nos entender) moito e deixando a mais cativa suba para o consumo. Non esquezamos que o consumo de electricidade está a baixar. O da probeza enerxética e o poder non consumir está na nosa mau, ou non queda outra, e os ingresos das compañías baixan. Se non che estoupan os plomos de cando en vez andas a tirar os cartos, de esta maneira sempre nos atracan consumamos ou non. Tanto terá debecer no consumo ou ter amilloramentos para aforrar e o mesmo tempo non contaminar, a cousa e cobrarnos mais da maneira que sexa.
    Fixeron privada a auga, agora queren privatizar o sol, ¿para cando o aire?. Pre mín que a cousa ten mais leria do que parece.

    1. 2 Agosto, 2013 at 7:51 a.m.

      Non estou de acordo con esa afirmación de que privaticen o sol, como xa teño lido noutras partes. Debemos ser críticos, si, pero rigorosos: se privatizasen o sol, entón cobraríanlle unha peaxe ou imposto tamén a aquela persoa que producise enerxía eléctrica fotovoltaica DESENCHUFADO da rede, e non é así, que eu saiba. Do teu texto podería entenderse que si… Estaría ben saber de qué partes do decreto sacas iso.

  2. 2 Agosto, 2013 at 7:49 a.m.

    Parece ser que está a levantar algunhas bochas o texto de Prieto. Para os interesados en comprender máis en profundidade a cuestión, convídoos a ler o que vén de publicar no blog de Crisis Energética: http://lacrisisenergetica.wordpress.com/2013/07/29/la-subida-de-la-energia-solar-fotovoltaica-espanola-al-golgota/

  3. Se Moncho
    23 Agosto, 2013 at 11:02 a.m.

    Nom estou de acordo com algumha das afirmações do senhor Prieto. O Peagem de respaldo, no actual projecto de Real Decreto, tenhem que pagá-lo tanto as instalações que vertam electricidade a rede como as que nom, i.e. as chamadas instalações assistidas que contam com baterias para armazenar a electricidade que produzem os seus painéis e nom se consume no momento. Cumpriria falar além disso de porque o peagem de respaldo, pagado por a electricidade que o usuário produz e consume, é mais caro que a peagem por consumir electricidade externa.

  4. casdeiro
    9 Novembro, 2013 at 4:48 p.m.

    Vimos de publicar unha aclaración de Prieto que nos remiteu hai poucos días:

    http://www.vesperadenada.org/2013/11/09/aclaracion-de-pedro-prieto-a-raiz-do-seu-artigo-sobre-a-desobediencia-solar/

Deixa unha resposta

O teu enderezo electrónico non se publicará Os campos obrigatorios están marcados con *